Rss Feed
  1. 18 de Abril de 2006

    23 junio 2014


    Llevo tiempo queriendo escribir sobre este día, se lo tengo prometido a mucha gente y creo que hoy es el mejor día para hacerlo.

    Aquel año (2006) las aguas bajaban turbias para la Fórmula 1. Tras la consecución del primer mundial de Fernando Alonso y después de vivir un año intenso en que la Fórmula 1 había invadido nuestros hogares el 2006 se tornó oscuro viendo algunos como el piloto asturiano podía volver a ganar de nuevo el campeonato.

    Muchos de los aficionados andaban refugiados en foros donde cada uno podía hablar de su equipo o piloto sin temor a ser vilipendiado por el resto. Pero había un foro en especial, el de la cadena que ofrecía por entonces las retransmisiones donde había un nutrido grupo de aficionados divididos en dos bandos donde mas que hablar de Fórmula 1 la tónica era hablar de Fernando Alonso, bien para alabarle, bien para insultarle.

    Sin embargo, en el trasfondo de ese foro había muchos aficionados que entraban por el mero placer de comentar las carreras y la competición en general. Muchos de ellos sabían de lo que hablaban y lo hacían muy bien, pero en un foro sin registro, donde tu identidad era suplantada en el momento que cerrabas la sesión era muy difícil tener un estado de cordura y mucho menos mantener un cierto orden y concierto.

    Siempre me interesó la Fórmula 1, pero no sólo el aspecto de la competición sino también el aspecto técnico, la cadena Telecinco con sus previos ayudó mucho en esto con la parte técnica de sus previos. Pero me seguía faltando algo, un sitio donde poder conversar tranquilamente, donde hablar con gente que estuviese por encima de mis conocimientos y aprender, lo que en definitiva siempre quise hacer, aprender.

    Los que me conocen de cerca desde hace tiempo saben que siempre ha sido mi pasión la Fórmula 1, que cuando Gené y De La Rosa competían yo los lunes llevaba las carreras grabas al trabajo en cintas VHS para compartirlas con mis compañeros. Había poca pasión por la competición, había que ayudar a crearla.

    Y entre las ganas de compartir esa pasión y las ganas de crear un sitio donde hablar, aprender, compartir y debatir se me ocurrió la idea de crear un foro. Un foro donde el registro fuese obligatorio para poder hablar, para que nadie pudiese usurpar la identidad y donde respetar unas mínimas normas de convivencia con el resto de la comunidad.

    Aquel día todo cambió en torno a mí, muchos de mis amigos que ya me conocían entraron a formar parte del foro, unos por curiosidad y otros por convicción propia. Y poco a poco tomó forma un proyecto que ya tiene 8 años caminando por la red.

    Luego, con el despliegue de las redes sociales vino Facebook y mas tarde Twitter, redes donde también me creé un perfil para seguir dando a conocer aún mas el mundo del motor.

    En estos ocho años me han llamado de todo, cosas buenas y cosas malas. A los que me han llamado cosas buenas y muchas exageradas no tengo otra cosa que no sean palabras de agradecimiento. A los que me han llamado cosas malas no tengo palabras para explicarles lo que se siente al ser humillado, insultado, plagiado...

    La primera fue cuando me enteré de que me acusaban que yo potenciaba el uso del foro porque con cada registro yo cobraba cinco euros del servidor. Del servidor lo único que he recibido en estos ocho años ha sido puntualmente la factura trimestral para el pago de los servicios. Mis colaboradores en el foro saben que siempre he sido reacio a mostrar cualquier tipo de publicidad en el foro y siempre me he negado a poner banners a los que la gente hace caso omiso y que lo único que hacen es ralentizar la carga de las páginas.

    Y ahora, después de unos años ya en Twitter me ha salido una mosca cojonera, un fake, una parodia, que algunos lo tildan de gracioso; no sé donde le verán la gracia a un tipo que busca la burla fácil en cada tweet que yo escribo. Que además no es uno, sino que es un famoso grupo de gente bien conocida y seguidas en Twitter.

    Y me da pena, porque de ese grupo yo admiro a muchos por no decir a todos, por su sabiduría, por su manera diferente y divertida de ver este mundo de los "cochecitos de colores".

    Y que ya da igual, porque en el fondo y después de mucho pensar puede que me lo merezca, releyendo lo escrito se puede interpretar a veces algo de prepotencia en mis escritos.

    Los que me conocen de cerca saben muy bien que siempre estoy dispuesto a dar lo que haga falta, a intentar explicar lo que no se sabe, a seguir aprendiendo día a día para luego poder compartir lo aprendido.

    Y de todo esto me ha salido un grano allí donde dijimos.

    Sólo diré una cosa. A día de hoy lo único que tengo ganas es de alejarme para siempre de las redes sociales y volver a escribir en el foro y en mi blog. Dejar de compartir cada domingo de carreras intentando descifrar las carreras leyendo esos números que marcan los tiempos del vuelta a vuelta para hacerlos mas comprensibles. Dejar de perder mi tiempos con los análisis de los tiempos de viernes y sábados para aventurar que es lo que puede pasar el domingo en la carrera. Aventurar una previsión, casi siempre equivocada, para hacer comprender un poco que la Fórmula 1 también son matemáticas.

    Hoy, 23 de Junio de 2014, escribo estas palabras para deciros que me siento derrotado, humillado y vencido. Que las burlas, cuando vienen con mala sangre hacen mucho daño. Nunca, bajo ningún concepto, he tolerado las burlas hacia los demás, y de ser bueno he pasado a ser tonto. Quizás un poco menos de condescendencia hacia ciertas personas me hubiese ahorrado muchos disgustos.

    Pero aquel que nace payaso, muere payaso.


    Vuestro seguro servidor, José Antonio Fernández
    |


  2. Veinte años no son nada

    05 junio 2014




    Hoy es 5 de Junio de 2014, una fecha que para todos pasará inadvertida pero que sin embargo para mí significa toda una experiencia de vida.

    Hoy, 5 de Junio de 2014 hace 20 años que contraje matrimonio con María Jesús, mi compañera de viaje.

    Resumir todo lo que ha pasado en nuestras vidas en unas pocas palabras sería muy complicado, han sido tantas las experiencias, las sensaciones , las vivencias que necesitaría otros 20 años para describirlos con todo detalle. Pero no hará falta, porque mirando hacia la balanza del destino lo positivo pesa mucho mas que lo negativo que a fin de cuentas es lo que importa.

    En 20 años he aprendido mucho, tanto que he aprendido a ser, sobre todo, un poco mejor. Con mi esposa he pasado por buenos y malos momentos, pero sobre todo en el recuerdo tanto reciente como lejano sólo conservo los buenos para sonreírme en mi soledad y los malos para aprender a mejorar.

    Del fruto de nuestro matrimonio llegaron primero José Antonio, que ya tiene sus 18 años y Jesús con sus 11 años. Con ellos he podido disfrutar plenamente, enseñar lo vivido y aprender de ellos.

    En lo bueno y en lo malo, en la salud y en la enfermedad. Ella siempre ha estado a mi lado, yo siempre he estado a su lado.

    Así nos lo prometimos y así lo estamos cumpliendo.


    A mi compañera de viaje, Felicidades, pero sobre todo, Gracias.
    |


Con la tecnología de Blogger.