Rss Feed
  1. Forever Queen

    11 septiembre 2016



    Una de las canciones más conocidas del grupo Queen es ‘A Kind of Magic’, que traducido significa “un tipo de magia”.


    Pues bien, en pocas palabras ese es el resumen del concierto que tuvimos la suerte de presenciar el pasado viernes 9 de Septiembre en el Estadio de la Cartuja de Sevilla.

    La banda que mejor representa el tributo a Queen , los argentinos que componen ‘Dios Salve a La Reina’ nos dejaron impresionados a todos con una magnífica puesta en escena, digna de la banda a que homenajean en sus giras.

    Ya con menos calor, y con menos tiempo de espera, la única duda que mis hijos y yo teníamos era si elegir pista o grada para saborear el concierto, así que decidimos mitad y mitad, primero a pista y luego ya, cuando estuviéramos más cansados nos iríamos a sentar hasta el final. Así que a las ocho de la tarde nos pusimos los primeros apoyados en la valla a esperar impacientes a que transcurrieran las dos horas que faltaban para el inicio del espectáculo. Y armadosde paciencia y con bebidas empezamos, como pasa siempre, a charlar con los vecinos de pista. Nuevos amigos de Ciudad Real y Cáceres con los que compartimos la pasión que nos une por Queen y la herencia que vamos dejando a nuestros pequeños. Y como siempre pasa compartir números de teléfonos para luego compartir las distintas fotos por Whatsapp y Facebook. 

    La espera se hizo corta y aunque el grupo no saldría a escena hasta bien pasadas las diez de la noche bastaron 30 segundos para, y me remito a las primeras palabras de este texto, convertir aquello en algo mágico.

    Una intro de más de seis minutos donde Pablo Padín (voz), Francisco Calgaro (guitarra), Ezequiel Tibaldo (bajo) y Matías Albornoz (batería) nos dejaran a todos primero atónitos con una magistral puesta en escena y segundo afónicos de chillar. 

    Y si, empezó la magia, porque con 'Under Presure' pimero y ‘Another One Bite The Dust” ya empezamos a saltar y a dar palmas como locos y empezar a recordar lo mejor de los conciertos de Queen.



    Pablo Padín, aparte de tener una voz excepcional hace una imitación exacta de Freddie, ya que imita todos sus gestos a la perfección, cuidando hasta el más mínimo detalle como la barra del micrófono que le acompaña en el escenario. La guitarra de Francisco es igual a la que usa Bryan May, e incluso usa su mismo cable rizado para dar el mismo toque de sonido, sus solos te hacen vibrar por la perfección y virtuosidad. Ezequiel destaca en las canciones donde el bajo es el protagonista, temas como Under Presure, Another One Bite The Dust, A Kind of Magic dejan latente que el bajo de John no ha caído en desuso. Matías a la batería imprime el ritmo necesario para acelerar al público, igual que lo hacía Roger desde el centro del escenario.

    PABLO PADÍN - Voz


    Y si antes decía magia, lo vuelvo a repetir, porque realmente aquello fue mágico. Y no lo digo en sentido figurado, lo digo porque a los pocos minutos nos olvidamos de Pablo, Francisco, Ezequiel y Matías y sobre el escenario todos los presentes veíamos a Freddie, Bryan, John y Roger.

    FRANCISCO CALGARO - Guitarra

    EZEQUIEL TIBALDO - Bajo

    MATIAS ALBORNOZ - Batería


    Y ahí está la magia.

    Por mi parte, me dediqué a lo que más me gusta, que es a tomar fotos desde distintos puntos del recinto. Más de 300 fotos para rescatar 79 que quedan para el recuerdo de una gran noche, de un gran concierto, de un merecido homenaje a mi banda de cabecera.

    Y no acabó la magia con la noche del concierto. Al día siguiente la banda eligió estas dos fotos como las fotos oficiales del evento, fotos que les envié nada más salir. Y Pablo además eligió la suya como foto de perfil para su página en Facebook.



































    Mis hijos lo pasaron genial, los que estaban alrededor, aún mejor. Y para guinda, hasta apareció Spiderman con el que pudimos hacernos una foto de esas raras de los conciertos.



    De todo lo bueno, me quedo con el abrazo de mis hijos saltando y cantando a coro el Don’t Stop Me Now. Gesto que hizo saltar las lágrimas a una de las chicas que estaba a nuestro lado. 





    Y ya hasta el final un repaso intenso por las mejores canciones coreadas por el público, ‘We Are The Champions’, ‘Who Wants To Live Forever’, ‘Radio Ga Ga’, ‘The Show Must Go On’, ‘A Kind of Magic’, ‘I Want to Break Free’ con Pablo vestido igual que Freddie en el vídeo oficial o ‘We Will Rock You’ con todo el estadio haciendo palmas al ritmo que marcaba la batería.




    Y como colofón no podían faltar la melódica y pegadiza 'Crazy Little Thing Called Love' que nos hizo bailar a todos y el maravilloso 'Bohemian Rhapsody' con Pablo al piano, ya con el torso desnudo.

    Y nada más y nada menos. Como siempre todo mi agradecimiento a los que han hecho posible estas más de dos horas de magia. A los que conocimos en la cola, a los que conocimos en la pista a la chica que me preguntó si yo era fotógrafo profesional al ver las fotos que andaba haciendo. A la chica del cañón de luces que se llevó un susto de muerte al ponerme a su lado en plena oscuridad a tomar fotos, a las chicas de la barra con esos labios pintados de verde, a Spiderman por la foto y Javi, community manager del grupo, por pedirme el set completo de fotos para el grupo.

    Pero especialmente a mis dos hijos, por volverme a dar la oportunidad de revivir a Queen en su mejor esencia, de volver a escuchar a Freddie en directo, de volver a sentir la magia.



    El set completo de fotos del concierto lo podéis ver en ESTE ENLACE


    Salud y suerte, Freddie Lives.
    |


  2. 0 comentarios:

Con la tecnología de Blogger.